ITC INVESTIGA NUEVOS PROCESOS PARA VALORIZAR RESIDUOS INDUSTRIALES  
 
 

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC), trabaja en el proyecto de valorización de residuos denominado VALORES, que tiene como objetivo desarrollar nuevas aplicaciones para residuos generados en los ámbitos del envase y embalaje, cerámico, madera-mueble, y construcción, y cuya valorización resulta especialmente difícil. Bajo la dirección técnica del Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística, ITENE, participan en el proyecto el Instituto Tecnológico de la Construcción, AIDICO; el Instituto Tecnológico del Mueble, la Madera, Embalaje y Afines (AIDIMA); y el propio ITC, centros con amplia experiencia en el desarrollo tecnológico de cada uno de los sectores industriales para los que desarrollan sus capacidades. Con el propósito de generar soluciones a los residuos, el proyecto VALORES pretende desarrollar nuevas aplicaciones para este tipo de desechos. Los investigadores, además, buscan nuevas alternativas a su valorización a partir del tratamiento previo de estos materiales, a fin de adaptarlos a diferentes procesos productivos.

A través de novedosas alternativas propuestas por esta iniciativa de I+D+I, se podrá, por un lado, minimizar el impacto ambiental de los residuos y, por otro, desarrollar nuevas salidas comerciales para estos materiales, abriendo nuevas áreas de negocio que a su vez propiciarán el incremento de la competitividad de la industria en la Comunitat Valenciana. Cada centro tecnológico trabaja en distintas líneas de investigación sobre propuestas específicas.

 Concretamente, el ITC ya ha llevado a cabo diversas acciones que han dado como resultado la identificación de los residuos de carácter industrial que poseen un especial potencial para ser valorizados en función de su naturaleza y origen.

Los investigadores del ITC han elegido dos tipologías muy concretas de residuos: lo que se conoce en la industria azulejera como  “tiesto cocido”, que alude a restos de piezas cerámicas que no cumplen las especificaciones técnicas, y los residuos voluminosos mezclados procedentes de las empresas del sector de la madera, el envase y embalaje y otros.

En el primer caso, el del “tiesto cocido”, se trata, según fuentes del ITC, “de un tipo de residuo que no recibe un tratamiento adecuado y que, en el caso de piezas de coloración roja, es eliminado en vertederos controlados”. Con respecto a los residuos voluminosos, las mismas fuentes matizan que “se depositan en vertederos, dado que la separación de los mismos no resulta, en la mayoría de ocasiones, económicamente viable. De hecho, en la actualidad este tipo desechos “están siendo objeto de una investigación específica orientada a conocer cuales son las posibles alternativas a la gestión a través de vertederos”.

También se han realizado desde el ITC trabajos encaminados a la caracterización y definición de requisitos aplicables a diferentes tipos de residuos asociados a los procesos de producción de sectores industriales estratégicos de la Comunitat Valenciana, concretamente las cenizas provenientes de biomasa, los rechazos de las plantas de clasificación de envases, los lodos de sistemas de depuración de empresas papeleras y cartoneras y el residuo proveniente de la depuración de emisiones gaseosas de carácter  ácido emitidas durante la fabricación de baldosas.

“Valores” cuenta con la financiación del IMPIVA de la Generalitat Valenciana a través de los Fondos europeos FEDER de Desarrollo Regional.

 

 

 

© ITC-AICE, 2013
Tel.: +34 964 34 24 24 | Fax: +34 964 34 24 25
AENORRED ITIMPIVAFondo Europeo de Desarrollo Regional