El ITC y el ITI avanzan en el control inteligente del tamaño final de las baldosas con el proyecto CICER 
 
 

CICER IVACE- IMDECA/2015/37

Castellón 30 de noviembre de 2015.- El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC), en colaboración con el Instituto de Tecnología Informática (ITI) están trabajando a lo largo de este año en el proyecto CICER: Control Inteligente del tamaño final de las baldosas cerámicas, financiado por el Instituto Valenciano de competitividad Empresarial (IVACE) a través de los Fondos europeos FEDER de Desarrollo Regional, con el objetivo de diseñar un sistema de control inteligente que proporcione información individual de cada una de las baldosas cerámicas a lo largo del proceso a fin de asegurar que su tamaño final vaya a ser el mismo.

Según el equipo de investigación del proyecto Cicer en el ITC: “Uno de los objetivos de las empresas fabricantes de baldosas cerámicas es que el tamaño final de todas las piezas sea el mismo. Los actuales sistemas de control no permiten asegurarlo y ocurre que esa existencia de diferencias de tamaño de pocos milímetros, habitualmente denominados calibres, complica la gestión de la producción, incrementa el tamaño de los almacenes, aumenta las posibilidades de errores al vender el producto y, en definitiva, aumenta los costes de fabricación y reduce la competitividad de las empresas”.

En numerosos trabajos desarrollados por el ITC con anterioridad, se ha demostrado que el tamaño final de las piezas depende fundamentalmente de su porosidad: “a través del proyecto Cicer” aseguran desde el ITC,” tratamos de demostrar que la porosidad no es la única variable que controla el tamaño final de las piezas y que, para ciertas composiciones y formatos, como el gres porcelánico y piezas de gran tamaño que son los más producidos en la actualidad, la expansión que sufren las piezas tras su prensado y la contracción que experimentan durante el secado, son importantes y deben ser tenidas en cuenta a la hora de controlar su tamaño final”.

Una vez corroborada esta hipótesis a escala de laboratorio, Cicer pretende desarrollar un sistema de control a escala industrial capaz de mantener constante el tamaño final de la pieza, basado en la medida de la evolución del tamaño de la misma y no exclusivamente de su porosidad. El sistema de control difiere totalmente con el actual ya que se trata de un sistema inteligente basado en el autoaprendizaje y la predicción de lo que va a ocurrir, en base a la experiencia acumulada del análisis y correlación de miles de datos.

“Estas características son necesarias”, corroboran desde el ITC, “ ya que existe un desfase temporal, habitualmente de algunos días, entre las operaciones en las que se define el tamaño de la pieza en crudo, que son las fases de prensado y secado, y aquella en la que se define el tamaño final de la pieza, cosa que sucede durante la cocción. Es decir, en realidad no conocemos el tamaño final de las piezas en el momento de prensarlas y secarlas, pero el sistema de control diseñado debe ser capaz de establecer las condiciones para que cuando se cuezan, todas sean iguales”, explican desde el ITC.

Por tanto, y según las mismas fuentes, en este proyecto se diseñará un sistema de trazabilidad de las piezas cerámicas, una a una, que permitirá asociar a cada pieza toda la información de su proceso de fabricación. Este sistema de trazabilidad debe poderse emplear tanto en una pieza cruda como en una pieza cocida y es absolutamente novedoso a escala mundial para este tipo de procesos.

Además, el sistema de trazabilidad pieza a pieza puede utilizarse para otros fines que no sean exclusivamente alcanzar los objetivos de este proyecto, como por ejemplo fines comerciales o de marketing, lo cual dará una ventaja competitiva adicional a aquellas empresas que lo incorporen a sus procesos de fabricación frente a sus competidores.

 

 

© ITC-AICE, 2013
Tel.: +34 964 34 24 24 | Fax: +34 964 34 24 25
AENORRED ITIMPIVAFondo Europeo de Desarrollo Regional