El ITC trabaja en la mejora de la higiene del entorno laboral mediante el estudio de la capacidad de generación de polvo de los materiales. 
 
 

IMAMCA/2014/1

Castellón, 12 de febrero de 2015.- Gracias al Proyecto MINADUST, financiado por el IVACE en el marco del Programa PROMECE y a través de los Fondos FEDER de Desarrollo Regional, el ITC ha trabajado en el Estudio de la capacidad de generación de polvo de materiales y desarrollo de sistemas de muestreo para la evaluación cuantitativa de los niveles de exposición a nanopartículas.

Según los investigadores de este proyecto, se pretende llevar a cabo una selección de materiales micrométricos de múltiples orígenes y naturalezas para estudiar el efecto de determinados parámetros de los mismos sobre su poder de emisión de polvo.

Esto se determina empleando un dispositivo de referencia, según Norma EN 15051:2006, que ha sido previamente puesto a punto en un trabajo anterior. De esta forma se podrá obtener una base de datos de poder de emisión de polvo y clasificación estandarizada que permitirá evaluar la problemática ambiental asociada a la manipulación de distintos materiales.

Por otra parte, en la última década se ha producido un crecimiento notable en el campo de la nanotecnología que va penetrando paulatinamente en muchos sectores industriales como consecuencia de sus múltiples aplicaciones.

Aunque los efectos sobre la salud de los trabajadores de la emisión de partículas de tamaño nanométrico pueden ser diferentes de los provocados por las partículas de mayor tamaño y en algunos casos más notables, la rápida aplicación de la nanotecnología ha ocasionado que se extienda su uso cuando aún se tiene un conocimiento incompleto con respecto a los daños para la salud que puedan suponer el uso de estos materiales.

En este sentido, a través del proyecto MINADUST se ha intentado llevar a cabo la selección de algunos materiales nanoparticulados y se pretende estudiar, como en el caso de los materiales micrométricos, el efecto de determinados parámetros sobre su poder de emisión de polvo.

Este comportamiento se puede determinar empleando el dispositivo mencionado, adaptado para posibilitar el estudio de nanoparticulas. A partir de dicho estudio, se pueden establecer las condiciones óptimas para la realización del ensayo y, en caso de ser necesario, llevar a cabo las modificaciones en el dispositivo que se consideren oportunas. Estos estudios permiten obtener una primera visión de los factores que favorecen estas emisiones y de la presencia de nanopartículas en los ambientes laborales, facilitando la puesta a punto de las técnicas disponibles de medición de nanopartículas en ambientes laborales. En base a los resultados, podemos tener un mejor conocimiento de las condiciones óptimas de gestión de las distintas materias primas, micro y nanoparticuladas.

 

© ITC-AICE, 2013
Tel.: +34 964 34 24 24 | Fax: +34 964 34 24 25
AENORRED ITIMPIVAFondo Europeo de Desarrollo Regional