El ITC pone en marcha la oficina de proyectos europeos (ope) 
 
 

Intentará fomentar la participación de las empresas del sector azulejero y afines en proyectos europeos.

La OPE del ITC funciona ya con la ayuda del Ministerio de Ciencia e Innovación a través del Plan INNOVACCIÓN, del Programa Nacional de Internacionalización de la I+D.

El ITC ha puesto en marcha la OPE, una Oficina de Proyectos Europeos liderada por el investigador Enrique Sánchez Vilches que cuenta en su equipo con las expertas Mar Rodrigo y Ana Bengochea. Entre todos tratan de abarcar un área importante como es la de la gestión de proyectos europeos, tratando de fomentar la participación de las empresas cerámicas en este tipo de proyectos contemplados especialmente en el 7º Programa Marco Europeo, al tiempo que también pretende, entre otros objetivos, aumentar la participación del centro tecnológico castellonense en los distintos programas y ayudas procedentes de la UE.

La Oficina de Proyectos Europeos del ITC trabaja, principalmente, para lograr un aumento -en cantidad y en calidad- de las propuestas presentadas a la UE por parte del centro, tanto si el ITC ejerce como coordinador o como si es un participante en las mismas. Se trata de elaborar propuestas competitivas que ayuden a incrementar la presencia de nuestras empresas cerámicas en proyectos de ámbito internacional. De esta manera se favorece el desarrollo de la capacidad tecnológica del sector y, en definitiva, se potencia su competitividad a nivel internacional.

La Oficina de Proyectos Europeos del ITC también sirve para canalizar y concentrar las oportunidades de participación de las empresas en estos proyectos, al tiempo que establece contactos entre las empresas del sector y otras empresas y centros de investigación en el ámbito europeo.

La actividad desarrollada por esta Oficina se puso en marcha  gracias al subprograma INNOEUROPA, enmarcado en el Plan INNOVACCIÓN, del Programa Nacional de Internacionalización de la I+D del Ministerio de Ciencia e Innovación.

 

Proyectos Europeos que lleva a cabo el ITC.

Actualmente, y contando con la propia acción de creación de esta oficina de gestión de proyectos de investigación en el ámbito europeo, el ITC está desarrollando siete proyectos a este nivel.

En primer lugar, a través del denominado ELIARE NETWORK SUDOE: Establishing Links to Augment Research in Europe with Network in Sudoe, perteneciente al Programa INTERREG IVB SUDOE, se está trabajando a varios niveles para lograr la implantación de una red a nivel del espacio Sudoeste Europeo (SUDOE) en la que participen los agentes verdaderamente impulsores de la investigación como Universidades, Centros de Investigación, Institutos de investigación públicos o privados, centros de competitividad, administraciones locales o autonómicas, etc.,  que desempeñen un papel en el desarrollo de la investigación.

Aquí se trata de intercambiar y capitalizar las prácticas adecuadas para encaminar a investigadores e investigadoras hacia los programas europeos de investigación contemplados en el citado VII Programa Marco o el Programa de Competitividad e Innovación (CIP)) y además tratar de experimentar y proponer nuevas herramientas y mecanismos que faciliten esa participación.

En suma, ELIARE SUDOE tiene que crear las condiciones necesarias para lograr una mayor participación en la investigación de los mencionados agentes en el espacio SUDOE, poniendo en común un grupo indispensable de competencias científicas y administrativas con vistas a obtener juntos aquello que no se obtuvo en la programación anterior.

ELIARE SUDOE cuenta actualmente con 10 socios; además del ITC participan administraciones como el Consejo Regional de la Región francesa del Limousin; la Universidad de Limoges y la Universidad de Poitiers (Francia); la Universidad Politécnica de Madrid; la Universidad de Castilla-La Mancha; la Universidad do Minho (Portugal); la Universidad Pública de Navarra; la Universidad de Elche y la Universidad Carlos III de Madrid, además de Elopsys y el Polo Europeo de la Cerámica, considerados focos promotores e impulsores de competitividad europeos. Está prevista su conclusión en 2012.

Otro de los proyectos gestionados por la OPE del ITC es el llamado INEDIC: Innovation and Ecodesign in the Ceramic Industry, que tiene como principal objetivo desarrollar material de formación sobre Ecodiseño de alta calidad para productos del sector cerámico, complementándolo con un módulo específico dotado de una base de datos de materiales ecoeficientes y tecnologías especialmente concebidas para el desarrollo de productos cerámicos. Está dentro del Programa europeo Leonardo Da Vinci de Transferencia de Innovación y concluirá en 2011. Cuenta con 20 socios entre los que se incluyen empresas y centros de investigación.

GEOPOLYTILE- Ecofriendly ceramic tile development by geopolymerization, tiene como objetivo desarrollar nuevos métodos de fabricación de baldosas cerámicas con gran ahorro energético, utilizando para ello geopolímeros. El proyecto Geopolytile propone, por lo tanto, el uso de geopolímeros en el proceso de producción de las baldosas cerámicas. Los geopolímeros son materiales cerámicos activados y tratados de modo que las baldosas cerámicas conformadas a base de la técnica de geopolimerización, no tuvieran que pasar por una etapa de cocción, sino que más bien fraguarían de modo parecido al cemento, teniendo propiedades similares de resistencia mecánica y química, además de ser no inflamables, pudiéndose utilizar tanto en pavimentos de uso urbano como en construcción, concretamente en módulos prefabricados.

Los geopolímeros, además, admiten también el uso de cenizas volantes procedentes de centrales térmicas y otros residuos industriales.

El proyecto está liderado por la Seramik Araştırma Merkezi (SAM) de Turquía y participa el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC-AICE) así como la German Ceramic Society (DKG). A su vez la Sociedad Alemana de Cerámica (DKG) está representada por dos centros de investigación, que son el RWTH Institut für Gesteinshüttenkunde (GHI) de Aachen y el Professur Bauchemie de la Bauhaus-Universität Weimar (BUW).

El proyecto Geopolytile, de dos años de duración, es un proyecto europeo CORNET, lo que significa que Europa destina los fondos a cada uno de los países participantes a través de un organismo oficial, en el caso del ITC, a través del Instituto de la Pequeña y Mediana Industria de la Generalitat Valenciana (IMPIVA).

También y dentro del 7º Programa Marco de la UE, el ITC está desarrollando el proyecto “AXIOMA: Smart release of biocides in finishing materials for the sector of construction”. Se trata de un proyecto europeo de cuatro años de duración dedicado a investigar diversos procedimientos de liberación controlada de biocidas, es decir, principios activos que impiden el crecimiento y/o eliminan organismos biológicos, como bacterias, hongos, algas, que provocan un deterioro estético y funcional de los materiales de construcción (pinturas, escayolas, baldosas cerámicas, etc.)

Este proyecto, en el que participan 15 socios internacionales, pretende abordar el problema desde otro enfoque distinto, es decir, desarrollando mecanismos de liberación controlada de los biocidas sólo cuando sea necesario y en respuesta a un determinado estímulo generado por los microorganismos. Esta investigación es pionera en el campo de los materiales de construcción y permitirá aumentar la vida útil de estos materiales y reducir el consumo de biocidas, de acuerdo a las nuevas normativas internacionales.

Por otra parte, el proyecto COOL-Coverings también se desarrolla dentro del VII Programa Marco del la UE. Comenzó en junio de 2010 y concluirá en mayo de 2013. Su objetivo principal es disminuir la absorción de radiación solar en la superficie externa de los edificios, a fin de reducir la energía de refrigeración necesaria. Para ello, se desarrollarán nuevas gamas de materiales de edificación (pinturas, cubiertas para tejados y baldosas cerámicas), basadas en la nanotecnología, capaces de reflejar el infrarrojo próximo, respetando en lo posible la variedad de diseños que actualmente tienen dichos productos. Se pretende asimismo mantener unos precios competitivos para que puedan utilizarse tanto en rehabilitación como en obra nueva. Los primeros cálculos de simulación muestran que este tipo de recubrimientos, además de permitir importantes ahorros de energía, pueden reducir el efecto de isla de calor en los núcleos urbanos.

Cool-Coverings cuenta con 14 socios de toda Europa, incluyendo empresas y centros de investigación.

Por último, el Proyecto ULTRAGRIP: Development of a high grip designing tool, dentro del VII Programa Marco y enmarcado en el Subprograma de Capacidades: Investigación en beneficio de las PyMEs, tiene por objeto desarrollar las líneas principales y software específico que puedan ser utilizados a la hora de diseñar herramientas para suelos y pavimentos en los que se optimice la relación de los mismos con el deslizamiento. Desarrollar este software requerirá generar una importante cantidad de información y desarrollar tecnologías avanzadas para obtener datos sobre los procesos de fricción, de los que actualmente existe poca o ninguna información. Este desarrollo avanzado podría predecir el comportamiento de un producto en la fase de diseño y antes de su fabricación, entre otras muchas ventajas para la industria y las personas usuarias, además de agilizar actividades innovadoras en los procesos de fabricación, ofreciendo nuevas e interesantes posibilidades en lo que se refiere a suelos y pavimentos anti-deslizantes. Ultra-Grip cuenta con nueve socios y concluirá en septiembre de 2012.

 

Perspectivas para 2011

Además de la gestión de estos proyectos, la OPE tiene en marcha varios otros pendientes de resolución por parte de la UE, así, SILICOAT, HIBIOMAT, ECOCERTILE o CERE-MATCH, son los acrónimos de diversas propuestas relacionadas con el desarrollo de la transferencia de tecnologías punteras y ecoinnovación a las empresas cerámicas.

 

© ITC-AICE, 2013
Tel.: +34 964 34 24 24 | Fax: +34 964 34 24 25
AENORRED ITIMPIVAFondo Europeo de Desarrollo Regional