El ITC evalúa y propone medidas de mitigación para disminuir el impacto por la quema de residuos agroresiduales 
 
 

Castellón, 20 de octubre de 2015.- El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) abre una nueva línea de trabajo que supone una ampliación en el conocimiento del impacto ambiental sobre la calidad del aire que genera la quema de residuos agroresiduales. Además, propone medidas de mitigación que aseguren una mejora de la calidad de vida en entornos sostenibles.

En la actualidad, además de otros estudios relacionados con la mejora de la calidad del aire, el ITC está trabajando en el proyecto OPEN BURN que cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad y cuyo objetivo principal, según miembros del equipo investigador es: “conocer y evaluar el impacto atmosférico de la quema incontrolada de biomasa residual y proponer medidas correctoras sostenibles”. Y añaden: “Europa identifica la quema al aire libre de biomasas agroresiduales como una de las principales fuentes emisoras de material particulado nocivo (PM2.5). Además, la propuesta de directiva relativa a la reducción de las emisiones nacionales de ciertos contaminantes atmosféricos propone prohibir la quema al aire libre de restos y residuos de cosechas y de broza forestal, por lo que los estados miembros deben establecer un código de buenas prácticas para la gestión correcta de estos residuos”.

Así, OPEN BURN surge con el fin de dar respuesta a esta problemática relacionada con la quema al aire libre de biomasas agroresiduales, siendo algunas de sus principales tareas cuantificar las emisiones de material particulado (PM2.5) emitido a la atmósfera y determinar su perfil químico, para después proponer medidas correctoras y usos sostenibles como la valorización energética.

 

© ITC-AICE, 2013
Tel.: +34 964 34 24 24 | Fax: +34 964 34 24 25
AENORRED ITIMPIVAFondo Europeo de Desarrollo Regional