El ITC avanza en el estudio de las emisiones a la atmósfera causadas por la quema de biomasa agrícola 
 
 

Castellón, 28 de junio de 2016.- El Instituto de Tecnología Cerámica sigue profundizando en el estudio de las emisiones a la atmósfera causadas por la quema incontrolada de restos de biomasa agrícola.

El ITC, que cuenta con una amplia experiencia en lo que se refiere a estudios para la mejora de la calidad del aire, sigue trabajando en el proyecto OPEN BURN que tiene el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, con el objetivo de profundizar en el estudio de las emisiones generadas en procesos de quema de restos de poda al aire libre.

Y eso porque el Plan Nacional de Calidad de Aire y Protección de la atmósfera (2013-2016) denominado Plan AIRE, establece una serie de medidas sectoriales encaminadas a reducir los incumplimientos de calidad del aire registrados en las estaciones de medida a escala nacional.

Entre los diferentes sectores que incumplen la normativa se encuentra la agricultura, y más concretamente, la quema no intencionada al aire libre de biomasa y residuos asimilables, ya que estas actividades repercuten especialmente en la calidad del aire debido a las toneladas de contaminantes que emiten al año y la contaminación que producen.

Desde el ITC aclaran:"Si bien estas emisiones se producen, en general, en áreas extensas y poco pobladas, su influencia es significativa en algunas zonas y contribuyen de una manera nada desdeñable a incumplimientos de la normativa marcada por el gobierno: Precisamente, la Directiva propone como medida de reducción de emisiones a la atmósfera la prohibición de quema al aire libre de restos y residuos de cosechas y de broza forestal, al tiempo que determina buscar usos más sostenibles a estos residuos”.

Por otra parte, cabe destacar que los últimos inventarios de emisiones de material particulado (PM2.5) en España realizados por la Comisión Europea, indican que la actividad que presenta un mayor potencial de reducción es la quema intencionada de biomasa residual. Sin embargo, actualmente el Inventario anual de Emisiones Contaminantes a la Atmosfera realizado por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, únicamente cuantifica las partículas en suspensión(PM) emitidas como consecuencia de las operaciones de la cosecha y de la preparación de los campos para cultivos arables. Por eso el ITC, con ayuda de la Fundación Biodiversidad consideran que es necesario medir las emisiones de material particulado a la atmósfera (PM 2.5) causadas por la quema al aire libre de biomasa y residuos asimilables y también sus perfiles químicos. Así se podrá conocer el impacto real de esta práctica además de disponer de información técnica relevante para poder establecer estrategias de mitigación óptimas.

© ITC-AICE, 2013
Tel.: +34 964 34 24 24 | Fax: +34 964 34 24 25
AENORRED ITIMPIVAFondo Europeo de Desarrollo Regional